viernes, 31 de diciembre de 2010

Confusión


Tenía previsto escribir un comentario sobre mis intenciones, -no cumplidas-, en este año que hoy acaba, pero el azar va haciendo su caótico trabajo y, pasa lo que pasa, que los acontecimientos no me han dejado reflexionar sobre este pasado tan cercano aún...¡ya lo añoro 2010...y aún no se ha acabado...! El caso es que a las 8 de la mañana, -momento en que he intentado abrir la puerta de mi casa, dándole la vuelta a la llave-, ahí me he quedado, pues se ha estropeado el mecanismo con la llave dentro y podía salir, pero no entrar...
Considerando que es nueva de hace dos semanas, la cosa me ha dado como mucha rabia además de un acceso de pánico porque me iba a pasar el fin de año fuera y tenía que solucionarlo con la mayor brevedad posible o bien quedarme dentro para siempre jamás...o por lo menos, hasta el lunes...

Como la última vez que llamé a un cerrajero de urgencias me timó 300 euros por una mierda de mecanismo, mal puesto, que por eso lo he tenido que cambiar, me he negado a esa posibilidad y , en cambio, he llamado al carpintero que me la cambió, uno muy majo pero que está de vacaciones y al que , por supuesto he despertado por el procedimiento de dar mucha pena dejandole unos mensajes angustiosos en el móvil, y el caso es que, siguiendo sus instrucciones, la he desmontado y me he ido a la búsqueda de un mecanismo igual, con la increíble casualidad de que a las 9 de la mañana ( que me han abierto la reja) en el primer sitio donde he preguntado, muy cerquita de casa, tenían una exactamente igual, con lo que rapidamente la he colocado en su sitio y ahí está, que vuelvo a tener cerradura...increíble.

En hora y media.

Un récord incluso para mí.
Con lo que , mirándolo bien creo que es mi día de suerte, una buena manera de acabar este año tan raro y un buen presagio para el año que empieza.
Y sólo deseo que todos los que me leéis, sigais ahí, al otro lado de la pantalla, aguantando las bobadas que escribo un poquitín más.
O sea que,

FELIZ Y PRÓSPERO AÑO 2011.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La china que hay en mi


A Montse, por aguantarme y por las risas.

Mi socia en aventuras empresariales y sin embargo gran amiga, Montse, siempre se ríe de mi porque dice que donde vivo, en Sant Gervasi, no es Barcelona; como trabajamos en mi casa y ella si que vive en Barcelona-centro, pues se tiene que desplazar cierta distancia.

Hasta hace poco no tenía demasiado problema porque iba en moto, pero justamente se la robaron hace unas semanas, a las siete de la tarde, debajo de casa, donde para mas inri, o por eso, hay un taller de motos.
Ahora aún está más indignada con este barrio tan pijo según ella...
San Gervasi es un barrio históricamente burgués con comercios "buenos" de toda la vida, según la manera de definir de mis tías de Bilbao, y que han ido cerrando de manera natural y más aceleradamente estos dos últimos años.
Esos locales inmensos con alquileres astronómicos considerando que ni siquiera es un barrio turístico, han estado bastante tiempo vacíos, muertos de asco y de desidia, hasta que se han ido abriendo otro tipo de negocios que, por cierto, ya abundaban en el barrio de mi amiga.
Son lo que yo llamo, las "chinuaserís".
Allá donde había una tienda inmensa de electrodomésticos, ahora hay un bazar chino, en la primera planta vende ropa de señora, niño y caballero y en el sótano un batiburrillo enorme.
Un poco más abajo, donde había un delicatessen estupendo han abierto otro similar, pero más centrado en el bazar que en la ropa...
En Aribau hay uno inmenso, donde he encontrado cosas fantásticas que no pienso revelar aquí.
Y curiosamente les ponen unos nombres muy estrambóticos como, "Estilo Sofia" que creo que es por la reina, "Vía Aliciente",-este me encanta-, que está al lado de la Vía Augusta y según la teoría de mi amigo Panxo, el nombre se debe a que los propietarios cogieron un diccionario chino-español y fueron subiendo desde augusta hasta que la definición de aliciente les gustó, -mira que..., podría tener razón-,
" Honesto"...etc.
Yo soy una gran consumidora de producto chino.
Claro, como son tan competitivos en precio, pues miro mucho y compro cosas con posibilidades.
O sea, yo un producto chino, lo transformo de manera tal que en vez de chino parece catalán y queda estupendo. Nadie lo diría, que es chino de origen,
El caso es que siento a partes iguales una profunda admiración y bastante rabia por estos chinos que están invadiendo mi barrio...
Por un lado admiro la capacidad trabajadora y la valentía de esta gente. Yo no me veo montando un bazar español en Sanghai sin hablar ni una palabra no ya de mandarín sino al menos de inglés.
¿Os lo imagináis?
El otro día en uno que entré, en un rinconcito en un altillo atiborrado de mercancías, había un niño comiéndose unos fideos chinos y haciendo deberes.
Es que nosotros eramos así hace 30 o 40 años, hace nada.
Bueno yo no y así me ha ido, porque aún siendo una emigrante económica, como mi origen era más bien burgués, muy venido a menos, pues como que no me enteré que lo era hasta que fue demasiado tarde...pero esa es otra historia...
Que lo que quiero decir, es que esta gente son muy trabajadores y están dispuestos a todo, hasta a vivir en la trastienda, y se están haciendo de oro, que me ha explicado una amiga que están comprando todos los pisos de lujo de Barcelona y lo que les va a faltar es el gusto básicamente porque son muy horteras y eso es lo que me da mucha rabia, porque mi barrio que no era ninguna maravilla, ahora ya se esta convirtiendo en un horror, entre los bazares chinos, el disseny catalán pasado por el ayuntamiento y la sobreabundancia de contenedores de basura y he pensado que lo que tendrían que hacer estos tan listos y creo que ya lo están haciendo, es contratar a gente como yo, con gusto, para hacer las cosas mas bonitas.
Porque hacerlas, las hacen perfectas.
Tu a un chino sólo se lo tienes que explicar un vez, la segunda, ya le sale niquelado...
Con su capacidad de trabajo y mi creatividad seríamos la bomba.
Por fin, la china ilegal que hay en mi, podría salir a la superficie.

¡Buenas fiestas a todos!

domingo, 19 de diciembre de 2010

Movidas internáuticas


Aunque ultimamente no he tenido mucho tiempo, no he dejado de leer los periódicos , actividad por la que ya sabéis, tengo cierta debilidad...
Por supuesto me tiene muy entretenida todo lo referente a Wikileaks
El tipo este, Julian Assange, es interesante, la verdad que me encanta, con esa cara de crío y ese pelo blanco, es de los mios.
Y el tema, es una constatación de lo que ya sabíamos: las tuberías, la caldera y los sótanos están llenos de mierda, habrá que hacer algo radical con todo ello.
Por otro lado, le han montado unas pruebas tan penosas y ridículas ( esa rotura de preservativo, en fin...., sin comentarios), que parecen de película de serie, no ya B, ni C, sino Z directamente, y la movida cibernética mucho más interesante, no deja de recordarme a otra película, esta más bien de villanos y superhéroes con ese héroe ambiguo, Anonymous, de mejor amigo del protagonista WikiMan.
Es un guión estupendo para hacer un clásico de intriga y acción a partes iguales...
Aunque la movida cibernética me da la impresión que aún siendo efectiva por la capacidad de llamada a nivel mundial, le puede pasar lo que pasa con la mayoría de las cosas que ocurren en la red: mucha difusión, mucha movilización virtual pero muy poca acción real.

Si alguna vez os habéis apuntado a esas páginas de encontrar pareja por internet sabréis de un ejemplo similar y que tire la primera piedra el soltero o divorciado que no lo haya hecho.
Empiezas por escribirte con alguno interesante: parece que es un tío estupendo, tiene sentido del humor, buena persona, explica las cosas con gracia y salero, y físicamente, no es un desastre, y la cosa se va animando, con lo que te vas haciendo ilusiones de que, -fíjate tu, mira por donde, a ver si va a ser que...- y cada vez los mensajes son más intensos, con lo que parece que lo próximo, naturalmente será conoceros físicamente.
Ya, eso sería lo lógico, pero no va a pasar nunca.
La primera cita se complica con un viaje inesperado, y no va a poder ser, ....cuando vuelva.
La segunda es un tema de trabajo urgente y el deber le llama.
La tercera ya ni existe, porque en aquel número de móvil que le distes en un momento de euforia, no llega ningún mensaje y, si empiezas a pensar, los pocos que te han llegado no dicen nada concreto y es que, en realidad, llamadas, lo que se dice llamadas, no has tenido ninguna llamada, o sea, que tampoco sabes qué voz tiene esa maravilla...pues eso, que ya está, se ha acabado y nunca empezó...para que engañarse
Y te quedas a cuadros, algo más tonta y mucho más desconfiada...

Y diréis, ¿que tiene que ver con wikileaks?, pues yo si le veo la relación.
Que todo el mundo se implica desde casa, que las emociones y las acciones, no se llevan al mundo real...
Que es mucho más fácil solidarizarse, firmar, apoyar, e incluso amar desde un teclado de ordenador...
Que el único que está en el mundo real es el Julian Assange este y un pardillo americano que se llama Manning y al que tienen medio atontado dispuesto a firmar como mínimo, que él mató a Kennedy...
Y casualmente todo esto pasa mientras gente que no conocemos en despachos que no sabemos, decide cosas importantísimas de las que no nos enteramos...porque todo esto del wikileaks ya ha pasado, es historia para tenernos entretenidos, que el partido, me temo, se juega en otra parte.

Y eso, que yo me solidarizo con Assange, porque ha tenido los huevos de saltar desde el teclado al duro suelo y eso, hoy en día, es toda una novedad.

Julian eres mi héroe.
¡Y en Navidad!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Una debilidad que se prolonga en el tiempo...



A la INTEMPERIE es como nos estamos quedando

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Una cartita


¿Os acordáis de que en primavera, tuve algún problema con los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, o sea FGC ?
Pues estoy encantada, porque hoy, he recibido una cartita de una tal Encarna, responsable de gestión, que me dice lo siguiente:

"Com que viatjàveu amb títol de transport fora de zona tarifària, l'interventor us va haver de estendre una percepció mínima, d'acord amb..."

"Tanmateix, hem tingut en compte els vostres comentaris ( dije, entre otras cosas, que normalmente era una ciudadana modelo, ¡qué monos, se lo han creído!), per la qual cosa hauríeu de fer efectius els 1,40€ corresponents a les zones de diferència, abans dels..."

Y continua,

"Exhaurit aquest termini, sense regularitzar la situació
(qué dramática la tal Encarna), bla, bla, bla....pot esdevenir una infracció administrativa sancionable fins a 6000€ ( ¡collons!) segons..."

Y acaba,

"Amb aquest escrit donem per resposta la vostra objecció, i no procedirem, per tant, a donar cap altra resposta.
Ben atentament, Encarna..."

Tengo que confesarlo, esta tipo de redacción me pone...si en vez de Encarna se llamara Pepe, no sé yo si no seguiría haciendo alegaciones infinitamente...


Y otra cosa, mi teoría y el refranero español, son ciertos:
"El que no llora, no mama"

¿Porque no nos ponemos a llorar todos y les perpetramos un histórico voto en blanco?
La alternativa es morir de inanición, con la teta vacía.

Yo, esta vez, voy a votar en blanco, ¿Y tú?

miércoles, 17 de noviembre de 2010

jueves, 11 de noviembre de 2010

Un poco de realidad


Todo el boato y la ceremonia de la consagración de ese play movil en edición colecionista que es la Sagrada Familia, tiene como broche final, las dos monjitas, -que por cierto parece que les hubieran hecho un casting para parecer lo que eran: dos pobres legas preconciliares-, limpiando amorosa y humildemente el altar donde todos aquellos machotes poderosos han realizado sus ritos.
Luego aclara el tipo:
"que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización..."

Y también ha dicho:
"El mensaje es no perder el camino de la fe y buscar la belleza de la fe en este mundo moderno"
Por si no lo habéis acabado de entender, un ejemplo:

Georg Gaenswein, más conocido como "Il bello Giorgio", el secretario privado del Papa





Para que decir más...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Cementerios

Suelo leer a Javier Marías con cierta prevención ya que sus libros en general me han parecido siempre muy bien escritos pero nunca han conseguido engancharme y me parecen algo aburridos, lo que en definitiva me hace dudar de que en realidad lo estén, ya que la lectura en general y la novela especialmente, debería ser amena, ágil e instructiva en partes más o menos iguales, ¿o no?.
Pero ayer la verdad, es que escribió una columna estupenda en el dominical del País, sobre la crisis que nos asola: "Cosas de las crisis que no entiendo", y a pesar de que no hay día en que lea cosas más o menos sesudas e inteligentes sobre este tema, esta vez Marías acierta, según mi humilde opinión, en todo lo que dice, y a pesar de que no hace un análisis muy científico sobre el tema, si coincide en señalar con el dedo las mismas cosas que a mi me irritan sobremanera:
El absoluto desprecio de la Patronal y el empresariado de este país ante la curritos de a pie* y esa manera tan burda pero efectiva, de acojonar al personal con la estrategia del miedo a perder lo poco que te queda, a saber, un trabajito mal pagado y nada valorado y que pende de un hilo; el llanto y rasgar de vestiduras de los principales causantes de la crisis -¿las grandes corporaciones financieras?-, la inoperancia de la clase política gobernante y la falta de "patriotismo" , eso de que tanto les gusta hablar, para arrimar el hombro de la oposición y por último, el despilfarro del dinero público en tonterías que además suelen beneficiar sólo a ellos mismos,-ya que el ahorro casualmente siempre empieza por los de abajo-, y es que sólo en teléfonos móviles para cargos públicos en Andalucía, Marías ha calculado 1.800.000 euros al mes de gasto.
Ahí es nada.
Eso son 21 millones de euros al año.

*En el mismo dominical "publireportaje" sobre los que mandan en las grandes empresas españolas:
Banco de Santander: 11 hombres, 2 mujeres
La Caixa: 11 hombres
Repsol: 6 hombres, 1 mujer
ACS: 6 hombres
Abengoa: 8 hombres, 2 mujeres
Paradores: 6 hombres, 1 mujer
Seur: 13 hombres, 1 mujer
Puig: 5 hombres, 1 mujer
Mapfre: 8 hombres
Telefónica: 7 hombres
Total: 74 hombres y 9 mujeres

¿Éste es un mundo normal?
A mi desde luego no me lo parece.

Y a éste tipo seguramente tampoco, ya que decidió quedarse para la posteridad de esta guisa y mira tú, parece que nos diga:

"Ahí os quedáis tontuelos, a mi plím"


miércoles, 27 de octubre de 2010

La realidad supera la ficción


¡Qué cosas pasan, no me digáis...!
Entre la realidad personal, local, nacional y mundial, ya no sé con cual asombrarme más.
La personal es bastante increíble, quizás la que más.
Me pasan cosas muy disparatadas.
Ayer por ejemplo.
Están pasando unos días en Barcelona los casi suegros y cuñada de mi minipombolita parisina, unos franceses muy agradables, a los que no conocía de nada hasta hace tres días.
Cualquier persona normal, hubiera intentado tener un comportamiento educado, cordial y modélico para caerles bien, ya que parece que el idilio va en serio; y así ha sido en general ya que les he acogido en parte en mi casa invitándoles a cenar mi famosa tortilla de patatas y otras cosas ricas.
Además he dedicado bastantes horas a acompañarles por la ciudad.
Ayer, por ejemplo, hicimos un maratón turístico, y yo, una gran pifia, porque yo no soy muy normal, la verdad.
Como a veces voy de lista, y hay que decir que estaba harta de pagar en sitios a los que he entrado muchas veces gratis y que además ya se financian con mis impuestos, como la catedral ( 5 euros), decidí que nos podíamos colar en algún sitio, en el más caro, por ejemplo, que es la Casa Batlló, que para entrar a verla además de una cola de japoneses imponente tienes que pagar 18.40 euros ( ahí es nada) a no ser que seas catalán ( 14 euros) o poco menos que enfermo terminal que ya te rebajan bastante la entrada pero que es difícil de demostrar.
El caso es que una muy amiga mía y yo, un día que estábamos en Servicio Estación, una tienda mítica de Barcelona que está al lado de la casa Batlló, descubrimos, que los patios-terrazas de las dos, se comunicaban por una puertecita sin cerrojos y que se puede pasar fácilmente ya que las puertas de la terraza también están abiertas para que las visitas vean bien la fachada posterior. Y el caso es que compramos ya no recuerdo qué en la tienda, atravesamos los patios sin impedimentos, visitamos la casa detenidamente (que por cierto es muy bonita) y salimos por el Paseo de Gracia tan ricamente, sin que nadie nos dijera nada...
Y eso mismo es lo que intenté hacer ayer con esta pobre gente y lo hubiera conseguido si no nos hubieran pescado con todo el equipo ( en éste triste caso la futura familia política de mi hija detrás mio).
¡Qué horror!, qué bochorno pasé.
Mi futura consuegra cuando ya había pasado lo peor, creo que me dijo en francés guiñándome el ojo:
"Bueno, al menos lo hemos intentado"
Lo dicho, ellos son encantadores y yo, una mema.

miércoles, 20 de octubre de 2010

¡No me lo puedo creer, otro PowerPoint !!!


¿PowerPoint nos hace estúpidos?...
esto es lo que se preguntan hoy en un artículo de mi periódico habitual...

-"soy así de boba, lo sigo comprando, es como una especie de adicción; no puedo parar de comprarlo"-

...se lo preguntan y la respuesta debe de ser afirmativa porque en la propia pregunta en sí, la redacción es algo rara, al menos a mi me chirría un poco, y es que como dice el mismo titular de la noticia, parece que " el programa altera los hábitos de argumentación", y seguramente cualquiera de estas frases:

¿PowerPoint nos atonta?
¿PowerPoint es una sandez?
¿PowerPoint es un insulto a la sensatez?
¿PowerPoint es un programa idiota?
¿PowerPoint es un programa ridículo?
¿PowerPoint es un monumento a la obviedad?

pues hubiera sido mucho más adecuada.

Y es que es un programa que odio especialmente , ya que si inicialmente se creó para presentaciones de gráficos o similares, todos hemos sufrido que en la mayoría de empresas, organismos, etc. lo utilizan de forma abusiva, indiscriminada, cansina y perversa, y en cualquier reunión en la que alguien, un directivo por ejemplo, tenga que hablar, convencer o vender, una idea, presupuesto, organigrama, etc. te montan un powerpoint en un plisplás, creando en el personal, tal confusión y aburrimiento al repetir datos, normalmente poco sincronizados con el que presenta, dado la torpeza en el manejo del mecanismo, que, -si-, estoy de acuerdo con el titular y probablemente de esa reunión se sale más estúpido de como se entró.

Aún recuerdo una reunión que se montaron los del distrito hace unos años, para explicar una campaña de participación ciudadana, y a la que, en un momento idiota, me convencieron para asistir, y como, la regidora de turno, iba diciendo palabra por palabra, todo lo que iba saliendo en el powerpoint de una pantalla inmensa, sin equivocarse en una coma, y tan hábil y velozmente, que cuando acabó y nos dijo que " ya había dicho todo lo que tenía que decir y que se iba y que dejaba a la gerente para las preguntas", nos dejó tan patidifusos que nadie osó hacer ninguna pregunta, por lo que ,-otra vez si-, desde luego:

PowerPoint nos hace estúpidos

domingo, 10 de octubre de 2010

Gente que admiro


Conozco a una mujer que de un día para otro decidió cambiarse de nombre.
Ya era mayorcita, creo que pasaba de los 40, por lo que fue una decisión aún si cabe más radical.
Toda la vida llamándote, Pepita y, de repente cuando te llaman, avisar de que no te llamas así sino que te llamas Nuria, y no dar ningún tipo de explicación ni justificación al respecto, sino como mucho, replicar que "por mis huevos, porque me da la gana".

Te arriesgas a que te tomen por chalada como mínimo y que la gente haga cierta coña de ello, y es un hecho que provoca cierta violencia en el mismo protagonista y en los demás, ya que pasas una temporada más o menos larga dando aclaraciones, que no explicaciones...
La gran mayoría de la gente odia los cambios, ya que les producen desasosiego e inseguridad o como mínimo perplejidad y que un día te llames de una manera y el otro de otra, les confunde.
No es la primera, recuerdo a Jaume Sisa, llamado a temporadas Ricardo Solfa, y mas allá, en América, a Prince que se puso un nombre tan raro, que la gente no consiguió aprenderlo y le llamaba "El artista antes conocido como Prince".
Es que la gente que hace cambios tan radicales en su vida y que para ello prescinden de lo que los demás puedan opinar, son gente algo incómoda y frecuentemente bastante incomprendida, pero dado el esfuerzo que realizan para conseguir su propósito y la cantidad de energía y valentía que ponen para conseguir algo tan poco práctico y productivo y en cierta manera tan romántico, merecen mi admiración.
Esto viene a cuento de una pregunta que tuve que contestar el otro día en unas pruebas de selección para un curro al que me presenté y no me cogieron. Tenía que nombrar cinco mujeres a las que admirara y, la verdad es que me quedé totalmente en blanco e intenté ser tan honrada respondiendo, que no conseguía recordar ninguna, y al final me las fui inventando al tuntún...un desastre...,que me hizo reflexionar en a quién y porque realmente admiraba.
Y sigo sin saberlo muy bien pero creo que, a veces, lo que me encanta es la gente que se sale del guión establecido y contra viento y marea deciden que la realidad no es aquella sino que es ésta: llamarse como a uno le da la gana.

viernes, 1 de octubre de 2010

A río revuelto...ganancia de pescadores


Sorprendentemente y en un plis plás de dos páginas de mi periódico habitual, El País, los okupas del edificio de la plaza Cataluña, han pasado de ser unos chicos algo molestos para el sistema, en unos delincuentes peligrosos contra este mismo sistema, a los que hay que reducir a toda costa (no sea que lo dejen con el culo al aire y exponiendo las vergüenzas...)
Unos delincuentes tan peligrosos que son los hijos, sobrinos o vecinos de todos nosotros y que tienen razón en el 90% de sus quejas, considerando que además, no se les ha dejado mucho margen para la queja, por no decir nada, tan ocupados los tenemos con toda la parafernalia tecnológica, redes sociales tan guais y demás...
y luego acusan a esa misma juventud de pasota y frívola...
Y aunque por supuesto siempre hay violentos infiltrados, que barren para casa y dejan el río revuelto, resulta que la ganancia, mira tú, siempre es para los de siempre , la gente de orden, especuladores y demás fauna neoliberal, los amos del mundo y también de los diarios que un dia fueron progresistas y nos vendieron que un mundo mejor era posible.
Ahora se ponen al lado de la ultraderecha mas reaccionaria denunciando el "caos que siembran estos jóvenes en cualquier tipo de evento y en toda Europa".

¡Acabáramos!
Estoy temblando.

Ya sé que soy una ingenua, y que ya no me toca, pero ahora lamento profundamente no haberme unido a ellos y, ¿saben que les digo?:
Vayanse

¡A LA MIERDA!






domingo, 26 de septiembre de 2010

Los huelguistas


A dos días de la huelga general del miércoles, la verdad es que aún no sé que es lo que voy a hacer al respecto, si holgar o huelgar, que no sé como se dice pero ya advierto que me gusta más la primera por lo que tiene de gamberro y de sugerente, o bien hacer como que no va conmigo...

Así, de entrada, una huelga que convocan los sindicatos antes de verano y después de convocarla, los tíos se van de vacaciones....pues ya me parece pelín incongruente y bastante impresentable y me hace dudar mucho de todo y es que además, -y no quisiera molestar a nadie-, pero en el único contacto que he tenido con los señores sindicalistas, me pareció que la mayoría disfrutaban de un bronceado y un aspecto estupendo de marqués visitando la finca..., y ya ví que eran muy majos todos, pero poco ejecutivos, y la verdad, no hicieron ni caso de las reivindicaciones laborales que les plantee.
Tuve una gran decepción, porque me hacía mucha ilusión que me apoyaran un poquitín...

Por lo que como no soy funcionaria, ni trabajadora metalúrgica, ni minera, ni estudiante, ni trabajadora de la Nissan, ni abuela, y tuve un primer trabajo hace años y unos cuantos más después, pero ahora ya no, y ya no soy nada de nada sino trabajadora ilegal en economía sumergida ( la mía) y los únicos que me han conmovido de algún modo, han sido un montón que han ocupado la antigua sede del Banco Español de Crédito en la plaza de Cataluña, un edificio inmenso que lleva dregradándose vacío desde hace unos cuantos años, a la espera del mejor postor, y que lo que dicen básicamente que es que ellos no pueden ni hacer huelga, por que, ¿de qué trabajo?, si no tienen...
Pues que me parece que me voy a ir a holgar con esos okupas que están más o menos como yo y creo que además tienen hasta una banda de música, o sea que holgar, poco, pero seguro que lo pasamos bien bailando y gritando consignas contra el sistema a ritmo de rumba...

viernes, 17 de septiembre de 2010

La hora del Té


A veces me parece que los periodistas en general, por un lado, nos tratan como a idiotas y por otro, dan por hecho que estamos mejor informados de lo que en realidad estamos, o bien creen que sabemos las cosas por inspiración divina.

Un ejemplo:
El Tea Party.
Les encanta y no se habla de otra cosa.
Creo que en algún momento de mi lectura de periódicos me he perdido algo...
Y me da mucha rabia que vayan introduciendo términos en inglés sin explicación previa de lo que realmente son o quieren decir.
Ya sé que Tea Party significa la hora del té, pero contrariamente a lo que parece lo he buscado, y no es un movimiento que se llame así porque sus componentes son gente profundamente de derechas,-que lo son-, y tomar el té a las cinco de la tarde sea una costumbre absolutamente conservadora, -que no lo es, no-.
Se llama así, porque se inspira en un movimiento anticolonialista de finales del XVII, el Motín del té de Boston o Boston Tea Party, que protestaba por la aprobación de los impuestos del té en el parlamento británico sin representación de los colonos americanos.

Y dicho esto a mi me encanta el té y no soy de derechas, aunque ya no sé muy bien que soy, tal es mi confusión mental...
O sea que los del Tea Party, no toman el té o si, ves a saber, sino que protestan concretamente por las medidas fiscales de Obama.

Se me ocurre que muchos aguerridos conservadores de aquí para entretenerse y que hablen de sus cositas y no nos molesten, podrían hacer un movimiento similar al Tea Party, pero en ibérico:

"Pan con Chorizo Party"...
"Jabuguito Party"
"Butifarra con pan con tomate Party"...
"Morcillas Party"...
"Mojamas Party"...


Y así todo el embutido nacional...

Y yo mientras, con Marcello tomando té, o el café... a mi me da igual,... si él me lo sirve.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Otro...

MiniPombolita 2, ataca de nuevo con otro videoclip de la misma realizadora, Lyona, y de un grupo que se llama Inspira.
Como me parece precioso, aquí os lo coloco, aunque pasa aquello que no consigo solucionar que corta la imagen por la derecha...:


lunes, 6 de septiembre de 2010

Resumiendo...


que el verano se ha quedado en muy poca cosa.

Con el inserso okupa, definitivamente me he aliado.
Era lo mas práctico y creo que ellos también lo han comprendido así, ya que ninguno de los dos estábamos dispuestos a ceder.
Una vez solucionado este peliagudo conflicto, mis ratos en la playa han sido bastante aburridos: baño, sombrilla, libro o sombrilla , baño y libro o baño, baño y baño y siempre libro y sombrilla.
En fin, apasionante.
Que ha sido un verano plácido y algo aburrido.
Pero está bien.
Así se distinguen unos de otros y con el tiempo recordaré que me aburrí un poco...

La realidad, de momento, no me sugiere nada.
Sólo bostezos y como apunta Almudena Grandes en su columna de hoy, un cierto déjà-vu.
Para que protestar si apenas sirve para nada, te quedas solo protestando...
Cada vez tengo menos opinión sobre nada.
El otro día leí a un francés, Jacques Attali se llama, que insistía que Europa está muerta.

A ver si va a tener razón.

De momento el no debe de estar muerto, ya que se ha forrado a vender libros explicándolo...
Me gustaría saber dónde guarda la pasta que está ganando con sus opiniones.

Y mañana esos pobres niños vuelven al cole.
Me solidarizo con ellos, faltaría más.
Yo, odiaba volver al cole, forrar los libros, estrenar lapiceros y volver a ver a las monjas.
Odiaba los bombachos de gimnasia, la gimnasia y a la madre Capote.
Odiaba a la señorita Arancha, el uniforme príncipe de gales y la boina gris rata.
Odiaba el tremendo aburrimiento que me provocaban las clases, los rosarios y las misas, las horas de estudio y los domingos precursores de los lunes.

¡Viva el mes de junio!
¡Vivan las vacaciones interminables!

¿No es muy sospechoso que a los niños de ahora les guste volver al cole?
¿Será que estamos haciendo algo mal?

sábado, 31 de julio de 2010

Para que sirve el verano...


No tengo fuerza de voluntad: dije que no escribiría, y aquí estoy escribiendo tonterías una vez más.
Es que la lectura de la prensa siempre me sugiere temas.
En el suplemento de mi periódico de hoy, gente variada habla de sus vacaciones míticas, comparadas con las actuales.
He leído en diagonal,-como hago siempre-, para ver si me interesaba, y me he quedado colgada de lo que explicaba un director de cine, un tal Mariano Barroso, padre separado, que se llevaba a sus dos hijos de vacaciones a Ibiza con una misión:
"Construir recuerdos".
Está muy bien dicho, ya que se trata precisamente de eso.
El fin último de las vacaciones es construir recuerdos, diferenciar los años unos de otros.
La mayoría de la gente tiene o tenemos, vidas, en que los días se suceden sin grandes cambios, en un patrón que se va repitiendo mes tras mes, año tras año, vamos de casa al trabajo y del trabajo a casa. La familia, los amigos, los vecinos, no cambian.
El verano y las vacaciones, forman parte del patrón, pero sólo pasan una vez al año y suelen ser lo suficientemente prolongadas y alejadas de las anteriores para diferenciarlas fácilmente.
Para algunos vacacionar consiste en viajar lo más lejos posible, batir el récord de lugares, museos o monumentos visitados y, por supuesto, fotografiados. Para otros es no hacer nada, sestear debajo de un pino o una sombrilla y como mucho, leer algún libro e ir a algún concierto y cenar con amigos a los que no ves el resto del año.
Cuando eres niño no necesitas ir muy lejos ni a sitios muy sofisticados, basta un pueblo y un poco de libertad para que el verano se convierta con el tiempo en algo mítico.
Mis hijas recuerdan los juegos en las rocas de las playas donde han ido desde niñas, como una aventura interminable, algo para atesorar.
Como unas pequeñas Robinsones, se pasaban horas jugando a juegos de los que sólo ellas sabían el reglamento y la ejecución.
Yo recuerdo el polvo en suspensión, en el rayo de sol que se filtraba, en la habitación dónde me escondía para leer durante las interminables horas de la siesta, en el pueblo guipuzcoano de mi padre en que pasábamos los larguísimos veranos de mi niñez.

Era en el 65 y tenía 10 años.
Cuando eres mayor, ya depende de la madurez y circunstancias de cada uno hacer del verano lo que en realidad creo que es.
Algo que nos aleje de la muerte, de una existencia plana.
Recuerdos para llenar unas vidas que a veces, no tienen mucho sentido.
Construir recuerdos...es a lo que deberíamos dedicarnos.

Espero que los niños de Mariano tengan un montón.

miércoles, 28 de julio de 2010

Nada que decir...


Hace días que estoy callada y no escribo, y seguramente pensaréis que es que me he ido por ahí de vacaciones, que estoy desconectada del ciberespacio, pasando de mis blogs y el caso es que, pasando..., si que estoy pasando un poquitín, pero por fuerza mayor, no os creáis...que es que hace un calor en Barcelona ( porque vuelvo a estar en Barcelona y a estas alturas del verano, ya me he quedado sin trozo de arena...) que tengo el cerebro ya reblandecido y si que se me ocurren temas diversos , si...pero no paso del titulo...¡me da todo una pereza de muerte!...que si esto, ¡huy que tema mas plasta....!, que si lo otro....¡que muermazo...!
Es que además, debéis de estar igual que yo, con muy poca concentración en nada, por lo tanto no sé si durante el mes de agosto, voy a escribir algo...
Puede que si o puede que no.
Total, a quién le importa.
Y es que tengo un día casi tan tonto cómo éstos de la peliculita.
Estoy por pedir una subvención en este ministerio.

miércoles, 14 de julio de 2010

Madres


Las playas de este pueblo de la costa brava que frecuento son pequeñitas y enganchadas una a otra como cuentas en un collar.
Tengo que confesar que a mí que me he criado en las grandiosas playas del cantábrico, me encantan las calas pequeñas y solitarias.
Las conozco maravillosas, sin irse muy lejos, en las Baleares, o las que descubrí el año pasado en las islas Eolias, pero con las calas urbanas de este pueblo, tengo una especie de adicción.
Es cómodo: estás en casa, te levantas y dices,-me voy a dar un baño-, y te lo das.
Sin coger el coche, sin casi planearlo…encima te puedes tomar un café, y comprar los periódicos, los tomates y el melón casi de pasada.
A la hora que yo bajo hay poca gente y el agua está para estrenar: muy fría, pero buena y muy limpia, toda llena de peces.
Tendría que bañarme e irme pero como bajo con el libro y la sombrilla, me voy quedando. Baja uno, baja otro y así me va pasando la mañana, en la observación y en la conversación.
De los diversos tipos de personas que observo hay algunas que consiguen ponerme los nervios de punta:
Hay unos que son los que yo llamo “padres motivados”.
Suelen ser preferentemente madres.
Llegan temprano, cargados de montones de cosas: la supersónica silla del niño/a, la sombrilla, el sombrerito, el cargamento de juguetes de colorines, la bolsa con el montón de cremas para embadurnar a la criatura y que no se les queme, más los zumos, biberones, galletitas o potitos que tenga que tomar para no deshidratarse, y las toallas, una bañera de plástico para que vaya practicando antes de meterle en el agua que está muy fría, un flotador patito o manguitos o burbuja o todo a la vez para que no se ahogue, la cámara de fotos o la cámara de vídeo o ambas para inmortalizar ese baño histórico…en fin, que todo eso no tendría ninguna importancia de no tener que aguantar a la fantástica “madre motivada” explicando prolijamente a su hijo para que sirve todo ello y dónde se lo va a poner la mamá a la monada de su criatura:
-“Mira, Mariona, ahora pondremos un poquito de crema en la barriguita, en la naricita…y en los piececitos...y mira, Mariona, mamá también se pondrá la cremita…y Mariona, no molestes a esta señora , ten cuidado, Mariona…y mira Mariona, también le pondremos cremita a papá en la espaldita…y mira Mariona, antes de meternos en el agüita, extenderemos las toallitas y ¡mira que conchita más chiquitina y bonita ha encontrado tu mamaíta…! Y ahora, Mariona, tomaremos un poco de zumito y un mordisquito del bocadillito de jamoncito que está muy rico…y ten cuidado Mariona, no tires agua en la toalla de esta señora, Mariona…-perdone, eh, los niños ya se sabe-…a ver Mariona, -mírame Mariona-, que le mandaremos una foto a la abuelita…”-

Así, toda la mañana…

Estos padres motivados también te intentan implicar en su conversación y en su admiración por haber tenido un hijo tan especial.
Te imponen su paternidad orgullosa sin ningún miramiento.
Con el segundo, si es que llegan a tenerlo, van perdiendo gran parte del impulso y a éste ya lo ven casi normal.

Me agotan.
Creo que prefiero la especie abuela gritona.

No sé si cuando tenía mis crías pequeñas era tan plasta, probablemente si, por lo que quisiera pedir disculpas aunque sea tarde, por si he arruinado a alguien una mañana de playa.
De verdad y humildemente lo digo.

domingo, 11 de julio de 2010

Movidas playeras...


Un grupo que se colocaba siempre en el centro de la playa, han decidido cambiarse de sitio y desplazarse hacia la izquierda, a nuestra zona.
Como son sección jubilados, bajan hacia las 9, o antes, y no tienen competencia; se apropian de prácticamente toda nuestra área, muy mermada de arena este año por sucesivos temporales.
Además se van tarde por lo que están causando francas molestias al resto de usuarios, que ya teníamos más o menos definida la zona.
No se les puede reclamar porque evidentemente la playa es del primero que llega y quedaría fatal quejarse por la ocupación, ya que somos gente más o menos civilizada. Se les mira disimuladamente mal, eso si.
Este hecho ha provocado una serie de movimientos del resto de usuarios que ya habíamos llegado a acuerdos no escritos de cómo repartirnos el espacio en función de la hora en que llegábamos.
Yo no suelo tener grandes problemas ya que me encanta bajar muy pronto a la playa y voy surtida de unos cuantos pareos que coloco a mi alrededor como quién no quiere la cosa, delimitando de algún modo mi espacio y el de los amigos que van llegando, lo que pasa es que no consigo llegar a la hora de los invasores y como son un montón, me he quedado prácticamente marginada en el lado más incómodo, entre piedras traicioneras para los pies, que no acabas de ver, ya que se esconden en las arena.
Me preguntaba por qué habían abandonado un sitio que ocupaban durante tantos años, sin encontrar ninguna razón lógica. Hoy lo he descubierto.
A uno de los matrimonios, el verano pasado ya vi que le faltaba la mujer. Era una señora mayor pero aún estupenda y me fijaba en ellos porque habitualmente paseaban por la orilla, dentro del agua, en una especie de gimnasia domestica que repetían una y otra vez y que les conservaba unas piernas envidiables…
Pensé que ella había muerto y me dio cierta pena aún sin conocerla, pero este verano he visto que él se consuela con otra jubilada del mismo estilo y muy buena facha y que va presentando al resto del grupo y afines a medida que van llegando.
Ayer descubrí por el método de enfocar ligeramente la antena, que la esposa no está muerta, sino que se han separado y que ella, está tan llena de ira hacia el exmarido, que no consiguen ponerse de acuerdo en nada de nada: ni en el piso de Barcelona, ni en el apartamento de la Costa Brava, ni en la casa de la Cerdanya, y que el único hijo de la pareja , ya casado y padre de familia, está en el medio de esa guerra con cara de circunstancias y recibiendo por los dos lados y que cuando se es insensato da lo mismo tener 30 que 70…y que, claro, se han cambiado de sitio huyendo de unos bañistas mas afines a la esposa enfurecida y arrastrando a los amigos….
Pues vaya, este divorcio va a provocar muy mal rollo en mi playa.
Para postre otra agraviada, indignada por no poder incrustar su toalla entre unos y otros, y ya de muy mal café desde hace días, por no saber decir a sus hijos que no le daba la gana de ocuparse de sus nietos el mes de julio, nos ha estado informando ( a gritos) a todos los de alrededor y durante largo rato, de lo muy maleducados que están los susodichos (culpa de la nuera seguramente) y entre grito y grito ha conseguido ponerse de acuerdo con otra abuela acalorada con los usurpadores, con sus nietos, y con el mundo en general…
Yo miraba al infinito porque tengo comprobado y experimentado, que son de esas personas que te incluyen en su conversación (si es que se puede decir eso de un monólogo) y si por un segundo eres débil y les miras te ves inmersa en ella quieras o no, y ves a saber dónde te pueden llevar en su insensata argumentación…
Todo es muy entretenido pero algo peligroso…

martes, 29 de junio de 2010

Novias y novias


Esta mujer tan exuberante y magnífica es una autentica novia de la Camorra napolitana, y lo se porque alguien de mi familia se jugó el pellejo para hacer la foto.

Era en el mes de enero en Nápoles y a pesar del frío reinante, la moza se vistió de esta guisa y con estas transparencias para estar así de estupenda ...si conseguís ampliar la imagen, le vais a ver hasta el ombligo.

No sabemos que opinaría el cura del modelito, suponiendo que los curas que casan a los miembros de la Camorra tengan alguna opinión, que es probable que no.
Yo también he estado de boda en la sierra madrileña.

Se casaba una prima a quién quiero mucho y que no pertenece ni a la camorra ni a la mafia, ya que es buenísima y un encanto de mujer, aunque nuestro clan familiar, por lo numeroso y peculiar si que es un poco "cosa nostra", sobre todo cuando la pobre familia contraria son poquitos...

Como además, últimamente nos vemos mucho más en funerales que en festejos había ganas de juerga por lo cual, a pesar de los chuzos de punta que llegaron a caer, nada impidió que la boda tuviera gran éxito de público y crítica, considerando que, encima, como la novia cumplía 50, la fiesta se prolongó durante dos días casi tres o cuatro para los que fuimos de Barcelona y teníamos puente...

Vaya que lo pasamos bomba.

Y si alguien se preguntó porque se casaban, si ya vivían juntos de hace tiempo y no tenían que demostrar nada a nadie, la propia novia nos lo dejó muy clarito a todos, cuando durante la ceremonia civil, leyó una carta que había escrito a su ya marido, diciéndole unas cosas tan bien y tan llanamente escritas, que toooodo el mundo por un momento quiso ser ese novio emocionado y dejarse querer eternamente por ese pedazo de mujer que es Leanna, mi prima.


Yo la primera y soy muy dura de pelar.
Voy a ver si encuentro algo similar en hombre...

lunes, 21 de junio de 2010

Algunos placeres...


Encaro la llegada del verano con alguna inquietud, ya que me he dado cuenta, haciendo repaso de mi vida, que la mayoría de las cosas complicadas y que de algún modo dejan trazas largo tiempo en mi, me han ocurrido en esta estación del año, que por otra parte tiene cosas que me gustan mucho.
El sábado por ejemplo, me di el primer baño de la temporada en una cala de la costa brava, con un agua fría y cristalina y entre peces, y es una cosa que me parece casi milagrosa que aún exista y una sensación que atesoro para todo el año, sobre todo para el invierno en que , como un caracol, me encierro en mi casa y de donde es muy difícil, en realidad, sacarme... porque ya he procurado yo que mi casita, sea calentita, acogedora y confortable...
Es que el verano es mucho más inseguro y expuesto...te pueden pasar tantas cosas si sales de la concha, es muy peligroso para los caracoles como yo...
Y no me gusta tomar el sol, nada de nada, siempre llevo sombrilla, pero en esta época que hace fresquito a primera hora de la mañana y no hay casi nadie en la playa, con la piel de gallina por el agua aún fría, sentir como el sol te va calentando cada capa de la piel, cada vez más adentro, más profundo, es algo tan placentero , que me hace llegar a la despreocupación total, al más absoluto abandono...

Las gaviotas, la brisa, el motor de un barco, un camión que descarga cajas con botellas, un perro ladrando a lo lejos, unas mujeres mayores que hablan dentro del agua, dos hombres que se saludan al cruzarse...
...todo amortiguado, lejano, en sordina...


Otra vez aquí, de nuevo, la felicidad.

Tendré que arriesgarme y tirar la concha.

sábado, 19 de junio de 2010

martes, 8 de junio de 2010

Expectativas


Hace 55 años, tal día como hoy, nací en Bilbao.

Soy la tercera niña de una familia de cinco hermanos, la de en medio, y los que seáis como yo, del medio, seguramente entenderéis en qué manera influye este hecho en tu vida.
Si miro para atrás y hago balance, he de confesar que no recuerdo haber tenido muchas expectativas concretas sobre lo que iba a ser mi vida. Como todas las niñas de la época,-la dictadura-, mi futuro como hija de una burguesía de provincias nada intelectual pero algo leída, pasaba por casarme y tener hijos con la variable de, una vez acabadas las monjitas, de estudiar algo más, dependiendo de las habilidades demostradas hasta entonces.
Demostradas con las notas de cada mes y la aptitud general hacia los estudios.
Como mis notas eran pésimas, mi actitud hacia las monjas muy negativa y los únicos estudios a los que, tradicionalmente estaban dirigidas las mujeres, Filosofía y Letras, Derecho,-menos-, y las que eran más de ciencias, Farmacia, no me interesaban en absoluto pero tenía cierta gracia para el dibujo, ya se decidió que iba a ser pintora, así en abstracto.

Antes, los padres no se preocupaban ni informaban tanto como ahora y tampoco se consideraba que la carrera que escogieran sus hijos tuviera que reportarles la felicidad, pero si que debía permitirles ganarse la vida y punto.
Todo era más simple.

Finalmente hice Artes y Oficios, algo que personalmente no creo que me haya servido para mucho, pues raramente me he dedicado a nada de la especialidad que escogí, por escoger, todo hay que decirlo y visto así, desde aquí y ahora, más me hubiera valido hacer Bellas Artes...

El caso es que el único recuerdo que tengo de imaginarme en algo, es la fantasía recurrente de que iba a ser escritora y periodista.
Pero, por favor, que quede claro que no hecho la culpa a nadie de no ser lo que quise ser, sólo me culpo a mi misma, no tuve ni el carácter ni la personalidad suficiente para imponerme entonces y la prueba es que he tardado literalmente la friolera de 40 años en recuperar mi pasión por la escritura.

Es evidente que aunque ya no voy a ser lo que algún día soñé ser, he recuperado un interés antiguo y precioso que me hace vivir momentos muy intensos.
Es algo bastante parecido a la felicidad.

Y todo lo que he conseguido en estos años, mis minipombolitas, unos pocos amores, un exmarido, grandes amigas y amigos, mi abundante, entrañable y a veces absurda familia, mis mil trabajos diferentes y , ocasionalmente surrealistas, mis apasionadas guerrillas particulares, mis filias y mis fobias no hacen más que alimentar el argumento de mi narración.

Gracias por éste abundante y rico material.


Una vez, mi minipombolita mayor que debía de tener 5 o 6 años y era muy espabilada, curiosa y algo impertinente, saliendo de casa de mis suegros con su abuela, le preguntó a la portera de la casa:

-¿Tú de pequeña querías ser portera?-

Mi suegra quería morirse de vergüenza y creo que la portera contestó algo así como-¡qué niña más graciosa!- con mucho retintín...pero recuerdo que mi hija, que siempre se ha hecho preguntas, en ésa época, andaba muy preocupada en averiguar si la gente conseguía ser lo que se proponía, seguramente para saber qué posibilidades tenía en la vida.

He de decir que ella, que cumplió 26 años antes de ayer, se acerca bastante a sus expectativas, pues quería ser enviada especial de noticias de televisión y siempre nos hacía la demostración de como acababa sus reportajes:

"Fulanita de Tal. TV3. París."

Pues en París está y llena de posibilidades.

miércoles, 2 de junio de 2010

Muy ilustrativos ambos...

Este pelirrojo me encanta.
Ya os lo dije , este tío me gusta....¡esa pasión incombustible al paso de los años...!
¡Viva Daniel!
No os perdais cómo se lo miran los españoles...





Gabilondo es otro apasionado, y este tipo de Attac, Martinez se llama, no dice más que cosas sensatas.
Merece la pena escucharle.
Creo que yo, que siempre he ido por libre, me voy a afiliar a esta organización.




El único problema es ésto tan molesto de que salgan los videos cortados, no he conseguido arreglarlo, pero con clicar en ellos ya está solucionado...

jueves, 27 de mayo de 2010

Estoy enfadada...


Durante mucho tiempo, he estado dando la tabarra a la más despistada de mis hijas.
Le habían pescado un par de veces en los ferrocarriles que van a hacia Tarrasa con una tarjeta de una zona qué no le correspondía y tenía un par de multas de 50 euros, que cómo no pagaba, iba acumulando recargos y más recargos, tantos que al final ha acabado pagando más de 400 euros por el procedimiento de embargo de cuentas.
Claro, se ha pasado años en números rojos, pero a la que ha tenido un duro le ha desaparecido. La verdad es que me da pena, pero si hubiera pagado la primera vez que le di la pasta para hacerlo, luego no le hubiera pasado lo que la ha pasado. Sin comentarios.
Es curioso lo diferentes que son estas generaciones de las mías.
A mi, sólo el hecho de tener ese marrón por ahí pendiente ya me quitaría el sueño. Es como el carnet de identidad o las llaves de casa. No he perdido jamás ninguna de estas cosas. Conseguir un carnet o no digamos un pasaporte, en mi juventud, en el País Vasco, no era tarea fácil. Necesitabas hasta un certificado del alcalde de barrio y, por supuesto, el permiso de tu padre o marido para cualquier cosa. Mis hijas han perdido ni se las veces, los carnets, pasaportes, llaves, etc..., y es que no le dan ninguna importancia. Para nosotros el pasaporte era una especie de tesoro y las llaves de casa era algo casi sagrado. Hacer copias era complicado, eran unas llaves más grandes y artesanales y no teníamos tantas, por un lado en los pueblos no se cerraba como ahora, a la noche y a veces ni eso y los portales los abrían los porteros de día y los serenos por la noche.
La verdad es que cuantos trabajos se han perdido...
Mi asesor parisino esta semana ofrecía un servicio bastante gracioso: una especie de gritador "Le crieur de rue" que se coloca en una esquina del centro de un barrio popular, al lado del mercado, por ejemplo y da recados o anuncios previamente pactados a través de unos buzones en las tiendas del barrio. Los viernes dos horas por la mañana y dos más por la tarde y los sábados por la mañana de 11 a 1 por ejemplo. No está mal como idea. Mi teoría de que los clásicos siempre vuelven es cierta. El pregonero, el portero, el sereno. Sería una manera de combatir el paro y de que los barrios se humanicen ya que estos trabajadores, eran personas por lo general, muy conocidas y apreciadas por los vecinos. Ahí queda esa idea.
Pues yo que que siempre pago y no pierdo nada hoy he caído de patitas en mi propio discurso. Tenía que ir a San Cugat por un tema de trabajo y, despistada e ignorante, porque no cojo casi nunca esa linea, he utilizado mi tarjeta de una zona y al salir de la estación, la maquinita, claro, no me pasaba la tarjeta. Un empleado muy borde y que me ha tratado fatal, me ha puesto una sanción,-le llaman ellos-, de 50 euros que no pienso pagar de ninguna manera, considerando que llevo años viendo cómo la gente se cuela con todo el desparpajo y yo siempre pagando como una bendita. Con lo cual, además, me he pasado la tarde en una oficina que tienen, rellenando unos papeles y haciendo alegaciones varias a ver si me perdonan.
He escrito un folio entero.

He alegado que soy una ciudadana ejemplar.
Luego le he llamado a mi hija para explicarle que además de ciudadana ejemplar yo también soy humana y boba.
Creo que ya lo sabía.

jueves, 20 de mayo de 2010

La realidad


Mi minipombolita numero tres nació antes de tiempo.
Mucho antes.

Tenía que nacer a finales de agosto y lo hizo dos meses y medio antes.
Todo fue algo dramático pero tuvo un final feliz.
Era el bebé más diminuto del mundo mundial.
Yo la encontraba preciosa, pero era muy pequeña y delicada y tuvo que estar en la incubadora unas cuantas semanas.

Todo esto trastocó los planes que habíamos hecho para el verano y tuvimos que improvisar un plan B para sus hermanas.
Así que sus abuelos paternos se las llevaron al pueblo de mar donde habitualmente pasamos los veranos.

Allá tenían tíos, primos y amigos y estaban muy entretenidas y muy bien atendidas.
Una vez a la semana, aunque está bastante lejos, subíamos a verlas un ratito porque nos añorábamos mucho mutuamente.
Ellas ya tenían 7 y 5 años y yo recuerdo que entonces las encontraba muy mayores pero, en realidad, eran unos bebés asustados, sobre todo la segunda, más pequeña.

Después de estar un rato con ellas y explicarles cosas de su minihermanita, inventadas, por supuesto, ya que no hacía nada especial, dormía como un ceporro metida en la incubadora, como un pollito entre algodones y sólo podíamos tocarla un poquito..., llegaba el momento de volver a la ciudad.
Mi suegra, que es muy lista y bastante gamberra, se había inventado con sus nietos, y creo que ya con sus hijos, una ceremonia que consistía en empujar el coche por todo el parking hasta la salida, lo que siempre era motivo para que los niños acabaran muertos de risa y se olvidaran de la partida en sí, y la última imagen que teníamos era de las niñas riendo como locas detrás del coche.
Estoy pensando que , ahora, seguramente, nos detendrían...

Pasado el tiempo, un día, mi suegra me explicó, que, cada vez que nos íbamos, una vez acabada la juerga de empujar y ya sin ver el coche, la pequeña le decía muy seria y muy triste:
"Àvia, això que ens passa és molt trist", que en castellano quiere decir, "Abuela, esto que no pasa es muy triste".
La verdad es que tuve una angustia retrospectiva que me encogió el corazón porque era cierto que la situación fue complicada y que, a los cinco años, estar alejado de tu mamá y tu papá y que la alegría de tener una hermanita se convierta en incertidumbre por su futuro, era realmente triste para ella, para su hermana mayor y para nosotros.
Todo pasó y bien está lo que bien acaba, pero a lo largo de mi vida, de nuestra vida común, esta frase surge recurrentemente siempre en contextos divertidos o melodramáticos y se ha incorporado al imaginario familiar.

Vaya, que la decimos bastante.

Hoy, veinte de mayo de 2010, ante la situación local, nacional, europea, mundial, ante la desilusión de lo que imaginamos, ante la insensatez de los hechos que como cascada se van precipitando, ante lo poco que podemos hacer como individuos, no tengo mucho que de qué hablar y lo único que se me ocurre es decir:


¡Això que ens passa és molt trist!

jueves, 13 de mayo de 2010

Lectura de periódicos


El País- 13 de mayo de 2010
Cartas al director

Las medidas de Zapatero

Ya era hora de que el coste de la crisis recayera en sus verdaderos responsables: los pensionistas, las futuras madres y los funcionarios.
Estos sectores, con sus decisiones alocadas, han contribuido a llevarnos a todos al abismo.
Bravo por dejar intactas las Sicav, donde las grandes fortunas tributan al 1% ( mientras las rentas de trabajo lo hacen hasta el 43%.
Bravo por dejar intactas las ayudas, subvenciones y exenciones fiscales de la iglesia católica (IVA,IBI, etcétera).
Bravo por dejar intacto el presupuesto de la Casa Real.
Bravo por dejar intactas fiscalmente las jubilaciones multimillonarias de los ejecutivos de la banca ( ese sector ayudado con el dinero público).
Bravo por aplicar las medidas del PP antes de que llegue al poder.
Sólo echo en falta alguna que otra medida como el despido libre o la privatización de la sanidad.
Pero todo eso y mucho más lo tendrá que hacer el PP cuando alcance el poder.
Nos aguarda un futuro esplendoroso.
Miguel Hernández Alepuz. Valencia.



Claro, no podía ser de otro modo, se tenía que llamar Miguel Hernández...

sábado, 8 de mayo de 2010

En busca del Tiempo Perdido


Queridos todos,
no tengo tiempo para escribir las bobadas que escribo habitualmente, ya que esta semana próxima hago mi ya clásico Taller primaveral y estoy muy atareada y más caótica que nunca.
Y es que me gusta trabajar bajo presión y es cuando se acerca el momento crítico, que se me ocurren las mejores ideas...

Por lo tanto, no os penséis que me he fugado, sino que sigo aquí...
... que más quisiera yo...

...que fugarme con éste, por ejemplo.

lunes, 3 de mayo de 2010

No mas dolores de cabeza...


Mi ayuntamiento ha decidido hacer una consulta ciudadana sobre la hipotética reforma de la Diagonal, que como casi todos debéis saber es la calle que atraviesa toda Barcelona en diagonal hacia el mar.
Como este consistorio sigue una táctica que a mi personalmente me irrita mucho que consiste en dejar que las cosas se vayan pudriendo en su conjunto para luego hacer una intervención completa y carísima, con la consiguiente inauguración, casualmente, tan próxima a las elecciones municipales que a veces, incluso han tenido algún problema con la junta electoral y en vez de inaugurar se han tenido que sacar alguna fiesta absurda de la manga...
Pues eso, que como, en lo que está medianamente bien, el mantenimiento es mínimo y además se deja invadir o maltratar por los usuarios incívicos sin ningún tipo de vigilancia ni sanción, claro, pobres, es verdad que al final se degrada tanto, que tienen que hacer algo drástico.

En mi periódico hoy escribe sobre el tema, Josep Maria Martí Font,y dice:


...Hace ya un siglo que los coches se adueñaron de nuestras ciudades y conforme aumentaba su peso- y su volumen-los aborígenes fuimos progresivamente desalojados. en el momento excelso de la modernidad, cuando la fe en el progreso y las máquinas no tenía límites, arrancamos todos los árboles y redujimos las aceras al tamaño de un zócalo...
Ahora ya sabemos que el progreso era un arma de doble filo, y le evito al lector todas las monsergas sobre el desastroso estado en el que hemos dejado el planeta. Sin embargo, los coches siguen ocupando nuestro espacio vital pese a que nadie discute el placer que produce pasear por las pocas calles peatonales que se han conseguido habilitar, ni los beneficios que esto ha traído a los barrios. No sé cual será la mejor solución para la reforma de la Diagonal, pero sí sé que, sea cual sea, no debe tener como prioridad la fluidez del tráfico rodado. los coches particulares deben abandonar los cascos urbanos de las ciudades. Tampoco estoy muy seguro de que se deba someter a votación. Me imagino lo que votarán esas señoras menudas que cada mañana y cada tarde conducen camiones de diseño para llevar y traer a sus hijos del colegio."


Comparto su opinión a pesar del machismo que rezuma en su último párrafo sobre las señoras menudas en coches grandes, como si sólo las señoras acompañaran niños al cole y no hubiera decenas de hombres grandes y pequeños creyéndose los amos del mundo desde la superioridad de sus 4x4; ¿o es que los coches tendrían que ir en proporción al tamaño del conductor?, o las señoras siempre de dos en dos, aprovechando coche y los hombres cada uno con el suyo...en fin, que este Josep Maria se ha hecho un lío y quizás lo que quería decir es que habría que poner coto a esos camiones que pululan por encima de la Diagonal a la hora de entrar y salir del cole, por ejemplo, machacándoles a impuestos.
Eso sería una solución.

Y comparto su opinión en no preguntar, por que creo que la gente en general, empezando por los del ayuntamiento, no tienen ningún criterio sensato ni estético, ni funcional, para estas cosas. No hay más que ver gran parte de las cosas que han hecho ultimamente en Barcelona, como la plaza Lesseps que es un adefesio, las farolas absurdamente grandes que al tuntún, van poniendo por doquier, los bancos unipersonales que ni siquiera miran para el mismo lado, los permisos para hacer edificios horrorosos sólo porque les parece moderno y guay, en fin decisiones que se van tomando en despachos dirigidos por gente que no tiene ningún gusto, ni idea, ni criterio, unas personas que para poner su casa llaman a un interiorista y en cambio se atreven a poner la casa de todos sin pensárselo dos veces...en fin, el tema me saca de quicio.

O sea, que yo también creo que no hay que preguntar ni a las "señoras menuditas" que quieren seguir yendo solas en su camión, ni al estratega del consistorio que tiene un cuñado o un amigo arquitecto muy moderno.
Hagamos otra cosa.

Un comité de expertos.
No sólo urbanistas ni diseñadores, ni arquitectos estrella.

Gente de la calle con educación, sensatez y sin pretensiones.
Este comité nos quitaría más de un dolor de cabeza.


Yo me propongo a mi misma.
Y, por cierto, este invento, me encanta.

lunes, 26 de abril de 2010

Anexo a Construyendo una personalidad

Ahora me doy cuenta que, en realidad, no he dicho lo que verdaderamente quería decir:

Es bastante alucinante que de una simple falta, que comete una adolescente contra la normativa de su colegio, se monte una polémica a nivel nacional.
Los medios deberían medir sus palabras, TODOS, y no crear problemas donde no los hay y la niña, pues que cumpla las normas o que la cambien de colegio, que el resto del mundo no tenemos por qué enterarnos de sus rebeldías.

¿Habéis visto las compañeras, todas con velo?
¡Qué insensatez!

Aprovecho para dejaros una muy mona, con cosas en la cabeza...
...Y es que, ¡fíate de las sumisas!

domingo, 25 de abril de 2010

Construyendo una personalidad...


Después de mi lectura dominical de periódico, más prolongada hoy si cabe, no porque tenga más tiempo, que tengo el mismo, ya que yo no distingo entre unos días y otros en el tema laboral, sino porque los domingos el diario es más gordo y encima , a partir de hoy, 30 cmts más caro, por lo que hay que sacarle rendimiento.

Una vez acabado, nada de tirarlo: limpiaré cristales.

El caso es que he leído alguna cosa interesante como, por ejemplo, una entrevista con Cohn-Bendit, ese pelirrojo que me encanta y que aún cree posible arreglar un poco este mundo, también un articulo estupendo de Elvira Lindo sobre "Mujercitas" y su autora, Louisa May Alcott, un mito para varias generaciones de mujeres ( yo creo que he leído y visto practicamente todas sus versiones, la larga y original, la adaptada, en cómic, sus secuelas, todas las versiones para el cine, etc...), y además unos cuantos artículos más sobre Garzón, ( por cierto que ayer, allí estuve, concentrandome en la plaza Sant Jaume, y aunque sobraban las banderas y faltaba mucha gente, estuvo bien), una opinión sobre la alarma exagerada o no, surgida con el volcán Eyjafjalla, la estafa a un montón de budistas y algo sobre un tal Debenedetti que se inventa cosas , esta noticia es muy buena: un artículo de dos páginas sobre un periodista que se inventa artículos y entrevistas, ¡como si eso fuera una novedad!...y también un tema que va saliendo como el Guadiana: la prohibición o no del velo en los institutos.

La verdad, mi primer impulso sería prohibirlo.

Y es que me recuerda demasiado al velito, la mantilla se llamaba, que nos hacían llevar las monjas para ir a misa, algo que odiaba profundamente y que me parecía ridículo y no es porque no me gustaran los sombreros o los pañuelos, que me encantaban, era por lo que significaba: mostrar el cabello femenino era pecado.

Lo que pasa es que también prohibiría la mayoría de la ropa que llevan nuestros adolescentes para ir a clase y sobre todo la que no llevan....y aunque ya sé que no se puede y porqué, si que exigiría unos mínimos y un consenso entre lo que si y lo que no.

Por ejemplo:

No: tirantes superpuestos, carne por todas partes, tanga que se vea, tacones, maquillaje, perfumes, agujeros en la ropa, pantalones por la rodilla, bermudas playeros, chancletas de piscina, calzoncillos al aire, pircings, cruces, velos, consignas y parafernalia asociada a algún grupo, sea este el que sea.

Si: ropa cómoda e informal pero limpia y, además si puede ser, planchada.

Si: desodorante.


Es que somos tan permisivos con nuestros chicos y tenemos tanto miedo que se nos acuse de intolerantes, que no les ponemos ningún límite, ni siquiera el del respeto a los demás, a los profesores, a los mayores, y hemos conseguido que gran parte de esta sociedad vaya vestida todo el día y para toda ocasión como si fuera a la playa o a una fiesta en el campo y no hay más que darse un paseo por cualquier capital para verlo.

Esto no es tolerancia, es tontería.


Y si claro, hay que dejarles que se expresen y construyan su personalidad, pero mejor que les demos otras armas que no sean la permisividad para hacer lo que quieran y cuando quieran.

Demosles otras herramientas para expresarse: el diálogo, la pluma, el pincel, la voz, la música, el deporte...



Esa chica del velo, está construyendo su personalidad a través de él...

¡Qué pena que no tenga otras opciones!.